Versión para imprimir

English · Español

14 de julio de 2014 | | | |

Una década de ilegalidad

Hace diez años la Corte Internacional de Justicia declaraba ilegal el muro del apartheid contra Palestina

Mientras un nuevo ataque militar contra población palestina ya supera los 170 muertos y la destrucción de casas de familia e infraestructura pública en particular en la ciudad de Gaza motiva la solidaridad internacional y el llamado a la comunidad internacional a detener lo que puede considerarse una masacre, se cumplieron diez años de la declaración por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ilegalidad del “Muro del Apartheid” en territorio palestino ocupado.

El muro, cuya construcción se iniciara en 2002, ha quebrado los ecosistemas, interrumpido la continuidad del territorio, destruido hábitats y separado familias y comunidades, indicó una comunicación de la organización Pengon – Amigos de la Tierra Palestina emitida el pasado 9 de julio, aniversario 10 de la decisión de la CIJ.
Asimismo, la construcción dificultó el acceso de población palestina a Jerusalén Occidental, tradicional centro social, económico y espiritual del pueblo palestino.
Sobre esta década transcurrida desde la declaración de ilegalidad sobre el muro israelí, así como las recomendaciones hacia la comunidad internacional, se enfoque un corto video que ofrecemos a continuación.

La resolución instaba a estados del mundo a no reconocer la situación ilegal emergente de la construcción del muro. Una década después de esta resolución, la construcción del muro continúa, agravando la situación humanitaria y de racismo ambiental del estado hebreo hacia el estado palestino.

“Diez años más tarde, el muro y su régimen asociado de asentamientos continúa creciendo en Palestina, personificando un instrumento masivo de anexión territorial, saqueo de los recursos naturales y desplazamientos. El muro representa el último ladrillo en el proyecto de apartheid de Israel que define los enclaves segregados en los cuales se confina a los palestinos”, dice PENGON en su comunicación.

Lo que sigue es la comunicación de la organización Pengon-Amigos de la Tierra Palestina

Hace diez años, el 9 de julio de 2004, la Corte Internacional de Justicia publicó su “Opinión Consultiva sobre las consecuencias jurídicas de la construcción de un muro en el territorio palestino ocupado” en la que se declaró que el Muro del Apartheid de Cisjordania era ilegal en el marco del derecho internacional. La opinión de la Corte fue clara: exigió que se derribe el muro, reivindicó una vez más los derechos de los palestinos y solicitó a la comunidad internacional que tomara acciones para garantizar que Israel cumpliera. La Corte concluyó que la construcción del muro dentro y alrededor de Jerusalén Oriental y su régimen asociado es contraria al derecho internacional y que Israel tiene la obligación de detener, entre otras cosas, la construcción del muro y desmantelar las partes ya construidas.

Desde que comenzó a construirse en 2002, el muro transformó el paisaje físico y humano de Cisjordania. Afectó ecosistemas, interrumpió la contigüidad del territorio, destruyó medios de sustento y separó familias y comunidades. El muro y su régimen asociado es hoy en día el mayor obstáculo al movimiento palestino en Cisjordania, desconectando a los pobladores de sus hogares, tierras y servicios, además de sus centros económicos, sociales, culturales y religiosos tradicionales, incluyendo Jerusalén Oriental. Con una población promedio de 27% de refugiados palestinos, alrededor de 170 comunidades de Cisjordania están afectadas directamente por el muro.

Lo que vino después fue otra década de injusticia e impunidad, seguida de la falta de rendición de cuentas por las acciones ilegales de los israelíes. Diez años más tarde, el muro y su régimen asociado de asentamientos continúa creciendo en Palestina, personificando un instrumento masivo de anexión territorial, saqueo de los recursos naturales y desplazamientos. El muro representa el último ladrillo en el proyecto de apartheid de Israel que define los enclaves segregados en los cuales se confina a los palestinos.
La decisión de la Corte Internacional de Justicia estableció tres obligaciones:
1) Que Israel derribe el muro, derogue todas las leyes y reglamentaciones relacionadas con su construcción y repare el daño causado.
2) Que la comunidad internacional no reconozca, ayude o apoye:
• El muro
• El régimen asociado con él (inclusive el proyecto de asentamiento)
• El mantenimiento de la situación creada por él.
Esto implica un llamado claro a no financiar o apoyar cualquier actividad relacionada con lo mencionado anteriormente.
3) Que la comunidad internacional realice acciones efectivas para poner fin a la violación del derecho internacional por parte de Israel, lo cual puede incluir la implementación de sanciones.
Los alentamos a que generen conciencia sobre el muro, sus impactos para los palestinos y nuestra lucha por la justicia; y que presionen a sus gobiernos para que respeten sus obligaciones tal como se establece en la decisión de la CIJ.

VER VIDEO “Una década de Ilegalidad”

(CC) 2014 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.