Versión para imprimir

Español · Português

22 de junio de 2011 | | |

Caja de herramientas

Alberto Acosta: el valor de la Constitución ecuatoriana y el “extractivismo del siglo XXI”

El “socialismo del siglo XXI” se parece al “extractivismo del siglo XXI”, reflexiona críticamente Alberto Acosta en relación a las experiencias de gobiernos progresistas en el continente.

Aunque reconoce avances en algunos sentidos en relación al neoliberalismo dominante en América Latina, señala que aún bajo una Constitución de avanzada como la de su país, no se ha cambiado la matriz económica y de pensamiento desde los elencos de gobierno.

“La Constitución debe ser entendida como una caja de herramientas”, insiste Acosta en el sentido de que la letra legal nada vale sin hacerse carne en los movimientos.

“Siempre se está a tiempo”, señaló el ex presidente de la Asamblea Constitucional de Ecuador que dio forma en 2008 a la Carta Magna considerada ejemplar en cuanto a reconocimiento de derechos tanto humanos como incluso de la Naturaleza y el derecho a la resistencia de los pueblos.

Acosta dialogó con Radio Mundo Real en Cuenca, Ecuador, en momentos en que iniciaba el Encuentro Continental de los Pueblos del Abya Yala en defensa del Agua y la Pachamama, con cientos de delegados de Ecuador y América Latina.

Mientras reconoce que existen movimientos de base para consolidar una alternativa a la denominada “Revolución Ciudadana” que lidera Rafael Correa, Acosta resalta la importancia de los movimientos sociales en cuanto a plantear alternativas en la actual etapa del capitalismo.

Caja de herramientas from Radio Mundo Real en Vimeo.

(CC) 2011 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.