Versión para imprimir

English · Español

6 de febrero | | | |

Aquí no

La principal provincia agrícola de China prohíbe los transgénicos para proteger su biodiversidad; Rusia también cierra sus mercados al maíz GM de EEUU

Descargar: MP3 (3.1 MB)

Se trata de Heilongjiang, al noreste del país. Es la provincia con mayor superficie cultivada en todo el territorio chino, destacándose el cultivo de soja, arroz, maíz, trigo, lino y remolacha y la prohibición de cultivos genéticamente modificados entrará en vigor el próximo 1º de mayo.

La información fue difundida por el periódico británico Financial Times y relevada por el integrante de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC), Alejandro Villamar, en una nota informativa que reproduce la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI).

El reglamento aprobado a nivel legislativo de dicha provincia prohíbe el cultivo de maíz, arroz y soja genéticamente modificado en la provincia que es el principal productor de granos de China, y prohíbe la producción y venta de los cultivos transgénicos y el suministro de sus semillas. La decisión legislativa de la provincia Heilongjiang se produce, según el diario Financial Times, después de que Beijing publicó en agosto de 2016 planes para desarrollar los cultivos transgénicos específicos que por primera vez incluyen la soja y el maíz.

La provincia de Heilongjiang conforma junto con las provincias vecinas de Jiling, Liaoning y Mongolia Interior el cinturón noroeste granero de China. En esta región se produce el 44,5% del maíz y un tercio de todo el arroz del país. China es el primer productor mundial de arroz y segundo productor mundial de maíz, detrás de EE.UU., y quinto productor mundial de soja.

Por tanto, los cambios en esta legislación provincial tienen impacto inercial y político sobre el resto del país y del mundo. El potencial impacto en el terreno internacional también se puede dar porque China es el primer importador mundial de soja desde Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y EE.UU. Y la inmensa mayoría de esa soja importada es transgénica.

Según la nota de ALAI “la oposición a los OGM optó por construir una amplia alianza social para dar la batalla pública y escapar del engañoso discurso cientificista”, reuniendo a un amplio abanico de científicos, agricultores, ambientalistas y consumidores.

Los medios locales destacaron la opinión de muy respetables altos mandos militares que desde 2014 habían escrito críticas, e incluso funcionarios militares de la provincia de Guangzhou pidieron la prohibición de los alimentos transgénicos para sus tropas.

Además de las evidencias de afectación a la salud, los altos militares agregaron argumentos sobre el impacto de las importaciones con dumping que han destruido la vieja industria de la soja china y presentaron serios razonamientos de seguridad nacional contra la estrategia transnacional transgénica.

De acuerdo con un sondeo realizado en la provincia “un 91,5 por ciento de los encuestados (...) presentó objeciones a los cultivos transgénicos”, difundió la agencia oficial de noticias Xinhua.

La decisión de esta provincia estratégica china se suma al proyecto que se debate en el parlamento de la Federación Rusa tendiente a prohibir los transgénicos, el cual cuenta con el beneplácito del presidente Vladimir Putin.

La tecnología transgénica, a pesar del fuerte lobby mediático que la acompaña, ha experimentado un estancamiento en cuanto a la superficie sembrada, al punto que en 2015 dicha cifra se ha retraído.

La cantidad de países donde se realiza el debate legislativo y público para prohibir o al menos limitar a los productos transgénicos es creciente y mucho mayor al estancado número de aquellos que los permiten. La Unión Europea es un caso donde una ligera mayoría de sus países miembros ya los prohíben, pero sigue dividida la decisión a nivel del espacio UE.

Al aprobarse la norma que regula la importación de maíz transgénico desde EE.UU., el ministro de Agricultura de Rusia, Alexander Tkachev, declaró inmediatamente: “El Ministerio de Agricultura está fuertemente contra los transgénicos, los productos rusos se mantendrán limpios”.

Antes, en una reunión de diputados que representan a las zonas rurales organizadas por Rusia Unida, dijo que el gobierno no va a "envenenar a sus ciudadanos".

(CC) 2017 Radio Mundo Real

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2017 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.