Versión para imprimir

English · Español

22 de octubre de 2015 | | |

Alerta roja del clima

Con rumbo catastrófico: se está negociando en Alemania un nuevo tratado climático mundial

Descargar: MP3 (3.5 MB)

El lunes Amigos de la Tierra Internacional (ATI) advirtió que los países ricos están conduciendo a un cambio climático irreversible y devastador, en lugar de tomar medidas para reducir radicalmente sus emisiones de dióxido de carbono.

La advertencia fue emitida al tiempo que gobiernos de todo el mundo empezaban una reunión de una semana de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en Bonn, Alemania, para negociar un nuevo tratado climático mundial. El objetivo es que se alcance un acuerdo en la XXI Conferencia de las Partes (COP) de esa Convención, en París, Francia, en diciembre.

“Las promesas de reducción de emisiones realizadas por los países ricos hasta ahora son menos de la mitad de lo que necesitamos para evitar un cambio climático fuera de control. El proyecto de acuerdo para París sobre la mesa de negociaciones esta semana muestra que muchos parecen dispuestos a aceptar consecuencias irreversibles y devastadoras para las personas y el planeta”, dijo la activista de Justicia Climática y Energía de Amigos de la Tierra Europa Susann Scherbarth, en un comunicado circulado por ATI el lunes.

El parte de prensa indica que miles de personas están pagando con sus vidas por la falta de acción continua de los gobiernos. Pero los verdaderos líderes, los pueblos, están tomando medidas y mostrando el camino con soluciones reales, como las energías renovables controladas por las comunidades. Agrega que miles de personas de diversas partes del mundo planean llegar a París en diciembre para manifestar sus demandas en la COP XXI, y seguir movilizándose en 2016.

“Los gobiernos deben poner fin a la energía sucia y seguir con urgencia a los verdaderos líderes: los pueblos, no los contaminadores. Más y más personas están apoyando las soluciones reales, resistiendo la extracción de combustibles fósiles y conduciéndonos hacia sociedades seguras para el clima”, expresó en tanto la co coordinadora del programa de Justicia Climática y Energía de ATI, Dipti Bhatnagar.

Organizaciones de justicia climática, movimientos sociales, grupos religiosos, sindicatos y organizaciones ambientalistas, entre otras, dieron a conocer un informe titulado “Su parte justa: el análisis de la sociedad civil sobre el principio de equidad en los INDC”. Esa sigla en inglés refiere a las “Contribuciones Determinadas Nacionales”, que incluyen las propuestas de cada país de las reducciones de emisiones contaminantes que está dispuesto a llevar a cabo.

De hecho, el nuevo reporte se basa en la información que han presentado los gobiernos ante la ONU sobre sus Contribuciones Determinadas Nacionales. Sostiene que muchos países en desarrollo se han comprometido a hacer algo más que su “parte justa" (“fair share” en inglés) para reducir las emisiones, mientras que los países ricos están peligrosamente fallando.

Esto quiere decir que hay países en desarrollo que de acuerdo a criterios como el de “equidad” y “capacidades respectivas”, entre otros, están ofreciendo más reducciones de emisiones que las que les correspondería poner en práctica, aunque no tengan la responsabilidad histórica de la crisis del clima, que recae sobre los estados industrializados. En sentido contrario, los países ricos están prometiendo reducciones de emisiones muy por debajo de lo que deben.

Científicos de diversas partes del mundo alertan que de continuar los niveles actuales de emisiones de gases de efecto invernadero la temperatura promedio mundial podría aumentar hasta seis grados para 2100. Esto traería aparejado un cambio climático absolutamente irreversible con episodios extremos desconocidos por la humanidad.

Previo a las negociaciones sobre el clima de las Naciones Unidas en Bonn, una alianza mundial, Reclaim Power, destacó la necesidad de transformar el sistema energético y económico, y de detener el cambio climático, con acciones en diversas partes del mundo el 9 y 10 de octubre.

Reclaim Power es una convergencia de medidas en todo el mundo por parte de movimientos sociales, redes internacionales, organizaciones no gubernamentales y grupos de base alineados para luchar no solo contra la energía sucia y perjudicial, sino también por los derechos del pueblo a la energía, así como energías renovables públicas y controladas por las comunidades.

En un comunicado de prensa de ATI del 8 de octubre, la co coordinadora del programa Justicia Climática y Energía de esa federación ecologista, Lucy Cadena, manifestó que “el consumo mundial de energía actual es enorme y aumenta rápidamente, pero más de 1300 millones de personas carecen de acceso a la electricidad, y muchas más tienen apenas la suficiente para lograr el derecho a una vida digna”. “Ha llegado el momento de reivindicar el poder; de tomar el control de nuestros propios sistemas energéticos”, aseguró.

(CC) 2015 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.