Versión para imprimir

15 de octubre de 2015 | | |

Los derechos de los campesinos

La Vía Campesina asegura que están destruyendo el Tratado sobre semillas nativas

Descargar: MP3 (3.2 MB)

Del 5 al 9 de octubre se realizó en la capital italiana, Roma, la VI reunión del Órgano Rector del Tratado Internacional sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura (ITPGRFA), que rige bajo la órbita de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).

Allí La Via Campesina, junto con otros movimientos sociales, se reunieron para alertar a este órgano de Naciones Unidas (ONU) acerca de las amenazas que representan las nuevas patentes sobre las semillas nativas. El Tratado es el único acuerdo internacional que reconoce los derechos que tienen los agricultores para conservar, utilizar, intercambiar y vender sus propias semillas.

Entró en vigor el 29 de junio de 2004, 90 días después de ser ratificado por 40 gobiernos. Sus objetivos son la conservación y utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación, la agricultura, la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización, para lograr una agricultura sostenible y la seguridad alimentaria. El tratado define a "los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura" como "cualquier material genético de origen vegetal de valor real o potencial para la alimentación y la agricultura", según expresa la propia web oficial del convenio.

Junto con numerosas redes de semillas campesinas de todos los continentes, La Vía Campesina realizó un llamado de atención acerca de los riesgos de que se produzcan abusos en el acceso a los recursos fitogenéticos y lesiones de los derechos de los campesinos.

La declaración final de La Vía Campesina, presentada el sábado, señala que “el Tratado está convirtiéndose en un tratado de gigabytes, que no defiende los Derechos de los Campesinos, la conservación in situ ni las semillas campesinas”, y añade que “el Tratado debe suspender la colaboración con el DivSeek” (consorcio internacional que explota el valor genético de los bancos de semillas). Agrega: “tomamos nota de la decisión del Órgano Rector de reflexionar sobre este problema, pero tememos que para cuando lo haya hecho, el mal causado ya será irreversible”.

En una comunicación del 30 de septiembre, la Vía Campesina había alertado sobre el lanzamiento del programa Divseek, con vistas a desmenuzar las secuencias genéticas de los recursos contenidos en los bancos de genes para publicarlas en bases de datos electrónicas.

“Este programa no está hecho para nosotros, no cultivamos secuencias genéticas ni ’bits’ electrónicos, y no necesitamos estas informaciones”, expresaron los campesinos.
Explicaron, no obstante, que la industria ya ha programado motores de búsqueda y programas informáticos para localizar en estas bases de datos todas las “informaciones genéticas” que podrá patentar posteriormente.

De retorno a la declaración del sábado, La Vía Campesina destaca que a la industria le urge obtener un máximo de beneficios en el menor tiempo posible. Mientras que la prioridad de los campesinos se centra en alimentar a la población mundial y mantener la biodiversidad, que es la base de la producción alimentaria. E indica que la industria nunca ha pagado, más de 10 años después de su entrada en vigor, lo que han visto como un giro hacia las patentes de los genes de las semillas nativas, transformando así el Tratado en una herramienta de biopiratería al servicio de la industria.

Este manifiesto sostiene que “la dificultad de la aplicación de los Derechos de los Agricultores se debe a que las multinacionales tienen miedo”. “Nosotros, los campesinos no tenemos miedo. El sistema agroindustrial está agotado; está destruyendo nuestra biodiversidad, nuestras semillas locales y sistemas de producción. Y no tienen un “Plan B”. ¿Qué va pasar cuando todo esto se acabe?”, sentencia La Vía Campesina.

En la declaración se agradece a los países que han apoyado las propuestas de La Vía Campesina e indica que se podrían abrir diversas puertas para poder avanzar, pero para que esto ocurra es necesario que todos los gobiernos asuman sus responsabilidades y colaboren. Finalmente, la red de organizaciones campesinas de los cinco continentes señala que tomará las iniciativas y acciones necesarias para contribuir a la concientización de los ciudadanos y que actuará en todos los países para que los campesinos participen en la definición y puesta en práctica de sus derechos, enunciados en el marco del Tratado.

Imagen: www.grain.org

(CC) 2015 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.