Versión para imprimir

14 de septiembre de 2015 | | | | |

En lucha permanente

El MST brasileño exige a presidenta Dilma Rousseff que cumpla acuerdos políticos

Descargar: MP3 (3.6 MB)

La Dirección Nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST) emitió el viernes un posicionamiento frente a la delicada coyuntura política y económica que atraviesa el país y el debilitamiento cada vez más grave de la reforma agraria. Los sin tierra reclaman al gobierno de Dilma Rousseff que cumpla compromisos asumidos y anuncian que están en pie de lucha.

No obstante, el primer párrafo parece especialmente dedicado a la derecha brasileña que ha estado tratando de desestabilizar al gobierno. “La sociedad brasileña ha construido la democracia en las contradicciones de la lucha de clases. Todavía tenemos mucho que avanzar, pero no permitiremos ningún retroceso en los derechos conquistados en la lucha de nuestro pueblo”, remarca.

El MST destaca que se ha sumado a la construcción del Frente Brasil Popular para la defensa de los derechos de la clase trabajadora y de las causas nacionales, y destaca una movilización prevista para el 2 y 3 de de octubre en defensa de cambios en la política económica y en reclamo del petróleo para el pueblo brasileño.

Numerosos movimientos sociales y políticos lanzaron el Frente Brasil Popular para unificar acciones en torno a un proyecto político alternativo y de carácter popular. Se han aglutinado en esta iniciativa movimentos sindicales, de los colectivos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, jóvenes, negros, mujeres, partidos poíticos, medios alternativos, intelectuales y religiosos, entre otros.

El MST manifiesta la necesidad de reformas populares y estructurantes como la reforma agraria, la urbana, la política, la universitaria, y de la democratización de los medios de comunicación, que pasan por un “amplio proceso de movilización social y de fortalecimiento de las alianzas con la clase trabajadora del campo y la ciudad”.

En el documento público difundido el viernes la Dirección Nacional del MST también reconoce la existencia de una crisis económica mundial, pero manifiesta su pleno rechazo al ajuste fiscal y considera que el gobierno de Rousseff está implementando medidas de ajuste neoliberal, que “hieren derechos de los trabajadores y cortan inversiones sociales”. “Manifestamos nuestro total desacuerdo con la actual política económica. Y exigimos que, como mínimo, la presidenta implemente el programa que la eligió”.

Sobre la bandera política que identifica al MST desde su nacimiento en 1984, la reforma agraria, los trabajadores sin tierra afirman que el programa de reforma ya debilitado sufrió un agresivo corte de 64 por ciento en el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Agrario y del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (INCRA). “Además, estos órganos sufren amenazas de cierre”, denuncian.

El MST exige que el gobierno fededral implemente los compromisos asumidos por Rousseff en una audiencia con la coordinación nacional del movimiento realizada en diciembre del año pasado, antes que la presidenta asumiera su segundo mandato el 1 de enero de 2015.

El documento político enumera varios puntos a los que, según los sin tierra brasileños, se comprometió la mandataria. Ellos son, entre otros: asentamiento de las 120 000 familias acampadas, algunas de ellas hace más de diez años; generación con carácter de urgencia de un proyecto de desarrollo de los asentamientos garantizando la infraestructura necesaria; implantar el Programa de Agroindustria para los asentamientos; tener un Plan Nacional de Producción de Alimentos Saludables e implantar el Programa Nacional de Agroecología aprobado en 2012 y hasta hoy paralizado; garantizar la liberación de créditos para las familias asentadas; liberar y ampliar los recursos necesarios para el Programa de Adquisición de Alimentos y fortalecer la Política Nacional de Alimentación Escolar; asegurar que todas las familias asentadas tengan asistencia técnica; garantizar recursos para proyectos de vivienda en el campo, especialmente para las 120 000 familias que no tienen casas; y liberar los recursos necesarios para las escuelas del campo y en especial para los proyectos del Programa Nacional de Educación en la Reforma Agraria.

Sobre el final del texto el MST denuncia las persecuciones, asesinatos y criminalización de los movimientos populares. “¡Luchar no es un crimen! Repudiamos la masacre orquestada por el agronegocio y por las fuerzas conservadoras contra los pueblos indígenas, especialmente el pueblo Guarani – Kaiowá”. “Exigimos el veto de la ley anti terror propuesta por el Poder Ejecutivo, aprobada por el Congreso Nacional”.

La Dirección Nacional del MST finaliza afirmando que seguirán en lucha permanente en defensa de la reforma agraria y por la garantía de los derechos de toda su base social. “Asumimos el compromiso de la movilización unitaria en el campo brasileño, con todas las organizaciones y movimientos impactados por el agronegocio y la minería”.

Imagen: blogdoliberato.blogspot.com

(CC) 2015 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.