Versión para imprimir

English · Español

14 de abril de 2015 | | | | | |

A la calle por la tierra

Argentina: indígenas de Formosa movilizados por sus territorios y otros derechos

Descargar: MP3 (18.2 MB)

Representantes de 27 comunidades indígenas qom, pilagá, wichí y nivaclé que viven en la provincia argentina de Formosa, están acampadas desde el 14 de febrero en pleno centro de Buenos Aires, capital del país, para reclamar una vez más por sus derechos y sus tierras.

Hace casi cinco años los indígenas realizaron la misma protesta en el mismo lugar, y sólo se llevaron como respuesta silencio o promesas nunca cumplidas. Compañeras de la organización Amigos de la Tierra Argentina, que colaboran con Radio Mundo Real desde su país, entrevistaron a varios integrantes del campamento "QOPIWINI" para conocer desde sus propias voces el por qué de sus reclamos.
Cirilo es de la comunidad Mala’lapel, de 400 habitantes, y contó a nuestras colaboradoras que la causa principal del campamento es la lucha por el territorio, que están perdiendo día a día. “El gobierno de Formosa ha permitido que empresas multimillonarias se instalen en esos campos y en esos montes que son nuestros, porque nuestros ancestros han vivido muchos años en ese lugar. Por eso nuestro reclamo es que podamos recuperarlos. Nosotros queremos tener un territorio sano, porque las empresas no sólo los compran sino que los contaminan también”.

Según Amigos de la Tierra Argentina, esas grandes empresas desmontan las tierras y las queman para la siembra de soja, que luego acarrea la utilización de los diversos agrotóxicos. Gran parte de la población de la zona consume el agua de las lagunas aledañas, muchas veces contaminada por el uso de los venenos. “Seguimos tomando esa agua que sabemos que atrae muchas enfermedades, pero no queda otra”. Cirilo señaló que además de soja se hace presente la producción ganadera. “No estamos en contra de la producción, el tema es que siguen vendiendo nuestra tierra (…) y hace que desaparezca lentamente el monte (…)”. El representante indígena lamentó que las futuras generaciones seguirán sufriendo las consecuencias del accionar corporativo y ese modelo productivo.

Cirilo relató que día a día se suman compañeros de comunidades indígenas a la protesta y que quienes están en el campamento desde el comienzo son los directamente perjudicados. “Este reclamo abarca a todos, porque nosotros somos parte de la tierra en el país Argentina (...). Las empresas multimillonarias no son de este país; contaminan, ocupan dos o tres veces la tierra y se van. Los que quedamos somos nosotros”.

El 17 de marzo los manifestantes presentaron un reclamo a los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero no han tenido respuestas. Néstor, de la comunidad Riacho de Oro, que cuenta con 89 familias, dijo que siguen esperando por algún tipo de reacción. Resolvieron llegar a Buenos Aires para ver cómo actúa el gobierno nacional, “porque muchas veces hemos presentado cantidad de notas en la provincia de Formosa pero es como si no se escuchara nuestro reclamo”. Según Nestor, “el punto central del debate es la tierra, despúes cuando se solucione eso viene el trabajo, la salud, la educación. Hasta que no tengamos la tierra no podemos hablar de derechos. (…) Lo que queremos nosotros es participar y tener derechos como todos los seres humanos”.

Según Amigos de la Tierra Argentina, los episodios de represión contra los pueblos originarios son constantes y la situación se agudizó al trascender poco tiempo atrás el espionaje ilegal al que eran sometidos los líderes comunitarios.
Jorge, referente wichí, contó algunos casos de indígenas que se manifestaron y fueron reprimidos por el gobierno provincial, con ataques inclusive a mujeres y niños. “No hay forma de entablar un diálogo (…), es como si no estuviéramos en la parte de democracia, no podemos hablar (…)”. “Si miramos la Constitución, hay convenios y tratados internacionales que avalan nuestro derecho. La gran pregunta es por qué no se cumplen”.

Frente a la existencia de múltiples leyes que no se respetan, Jorge exclamó que “a esta altura de nuestra existencia, después de muchos siglos, ya estamos cansados”. “Somos muy pacientes pero esa paciencia se nos va terminando”, agregó.

En tanto, Héctor, de la comunidad Qom La Primavera, contó que ya estuvieron acampando en 2010, reclamando la devolución de sus tierras, pero aún no han tenido respuesta por aquellos pedidos ni siquiera. “Sin el monte nosotros no podemos vivir. (...) Es nuestro supermercado”. Señaló que el monte les es indispensable tanto para asegurar su alimentación y sus medicinas, así como para forjar sus viviendas con la palma y realizar las artesanías que pueden servirle luego de sustento económico.

La lista de disparidad de condiciones a las que se enfrentan las comunidades indígenas formoseñas es muy extensa. Destacaron la penosa atención médica, la falta de agua potable, de vivienda, educación... “Queremos la igualdad”, pidió Héctor. “Parece que hoy acá nos toca aguantar y queremos llevar buenas noticias para nuestras familias. Duele dejarlos.”

Imagen: Amigos de la Tierra Argentina

(CC) 2015 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.