Versión para imprimir

12 de noviembre de 2014 | | |

¿Qué ocurrió en Toribío?

Colombia: testimonio de las comunidades indígenas sobre el asesinato de dos de sus guardias por parte de la guerrilla

Descargar: MP3 (3.1 MB)

Nuevamente la población indígena en territorio colombiano es víctima de las agresiones de los actores de la guerra, esta vez de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) presentes en el suroccidente de Colombia, responsable del asesinato de dos miembros de la Guardia Indígena en Toribío, el 5 de noviembre. La comunidad reaccionó condenando a los ejecutores de los crímenes a prisión, mediante la justicia indígena.

La Guardia Indígena o Kiwe Thegnas (por su nombre en Nasa Yuwe) son un cuerpo autónomo de paz, que en el marco de los usos y costumbres -y como respuesta de las comunidades indígenas a la agresión histórica que el ejército, los paramilitares y los grupos insurgentes en confrontación han causado sobre los territorios indígenas-, ejerce control territorial protegiendo la armonía de los territorios, protegiendo a sus comuneros y representando la autonomía de las comunidades sobre sus territorios ancestrales.

Según las versiones recogidas, Manuel Tominiá y Daniel Coicué miembros de la Guardia Indígena de Toribío, se encontraban realizando un ejercicio de control territorial en la vereda Sesteadero del Resguardo Toribío. Mientras desmontaban una propaganda alusiva a la guerrilla de las FARC fueron atacados a tiros por miembros de esta organización insurgente armada.

Pero esta no es la primera vez que la Guardia Indígena y la comunidad es agredida en el marco de su ejercicio de control territorial. En julio de 2012 las comunidades y la Guardia Indígena realizaron un desalojo de militares del Estado que ocupaban el territorio ancestral del cerro Berlín, afectando la comunidad. En esa ocasión la Guardia Indígena y los líderes del Movimiento Indígena fueron señalados como auxiliadores de la guerrilla, incluso el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Guerra, Pinzón, pidieron la judicialización de los líderes indígenas por estos hechos.

La crisis desatada por el asesinato el pasado 5 de noviembre de los miembros de la Guardia Indígena que patrulla sin utilización de armas, aunque con el uso de bastones que representan la confianza de la comunidad para establecer su propia seguridad, ocurre en momentos en que se cumplen dos años de diálogos de paz entre el Estado colombiano y las FARC en La Habana. La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) publicó una carta abierta a la guerrilla en la que narra que esta ordenó “ocupar el territorio indígena del Cauca con propaganda armada como si fuera su tierra y como si las comunidades tuvieran que someterse y obedecerlos en la tierra que es suya y que han defendido siempre y frente a todo invasor. La ocupación incluye vallas publicitarias enormes con la imagen de su comandante Alfonso Cano en el aniversario de su muerte”.

La ACIN reitera “la decisión de los pueblos indígenas en la salida política y negociada al conflicto armado, y pese a las circunstancias que hoy vivimos en el Cauca, llamamos a que se continúen los diálogos entre ustedes (la guerrilla) y el Gobierno nacional e instamos a que no se levanten de la mesa”. Las FARC han declarado que las poblaciones indígenas no son objetivo militar de sus acciones.

Ante el asesinato de estos líderes, la comunidad activó su sistema de justicia sobre siete miembros de las FARC capturados en las horas siguientes al altercado. El pasado domingo 9 de noviembre, el Consejo Regional Indígena del Cauca realizó una asamblea multitudinaria que convocó a representantes de 20 resguardos. Sólo la guardia indígena que custodió la asamblea congregó a más de 1500 integrantes de la comunidad, señala Colombiainforma. Por consenso, la asamblea determinó aplicar "60 años de prisión" a quien definió como el "principal responsable por las muertes".

Otros cuatro guerrilleros fueron "condenados" a 40 años. Dos de los integrantes de las FARC capturados fueron entregados a un centro de rehabilitación por ser menores, aunque antes fueron "fueteados" (azotados) a modo de castigo, señala la misma fuente.

Testigos directos

Radio Mundo Real dialogó con Jaime Díaz y Ezequiel Vitonás, líderes del Movimiento Indígena quienes presentaron su balance sobre las situaciones presentadas e hicieron un llamado al acompañamiento social nacional e internacional, pues actualmente se vive una situación tensa en el territorio frente a la cual el pueblo Nasa se ha declarado en Asamblea Permanente.

A 24 horas de los sucesos, el alcalde de Toribío Ezequiel Vitonás, nos brindó un reporte inicial de lo que ocurrió en el territorio, señalando que “no se ha podido entender en la práctica la autodeterminación de los pueblos indígenas que no coincide con la estructura del gobierno nacional ni con la estructura que imponen las FARC; hay una disputa por el territorio”, resumió.

Por su parte, el coordinador general del Proyecto Nasa, Jaime García, también accedió a dialogar con Radio Mundo Real sobre lo ocurrido el 5 de noviembre, señalando que los resguardos y cabildos se han declarado en asamblea permanente. Jaime explicó el funcionamiento de la justicia indígena y relató similares situaciones de violaciones a la autonomía territorial desde el Ejército regular colombiano. “Ningún grupo armado está en condiciones de defender a una comunidad que por siglos ha resistido en un territorio”.

(CC) 2014 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.