Versión para imprimir

English · Español

21 de octubre de 2014 | | | | | |

No es justo

Preocupación y alerta por la operativa de Lynas en Malasia

Descargar: MP3 (3.1 MB)

La activista malaya Bang Seet Ping, integrante del grupo Himpunan Hijau (Asamblea Verde), llamó a una campaña de boicot contra la corporación australiana Lynas, que procesa tierras raras en el país asiático y deja como parte de sus residuos material radioactivo, para el cual no tiene un plan de manejo a casi tres años de haber iniciado operaciones.

"No le compren a nadie que se provea de materia prima de Lynas, que las empresas no vendan ningún tipo de insumo a esa compañía", dijo Bang a Radio Mundo Real.

Lynas tiene una planta de procesamiento de tierras raras en la zona de Gebeng, ciudad de Kuantan, estado de Pahang. La materia prima le llega desde Australia y su procesamiento brinda asimismo el insumo para la elaboración de celulares, televisores y “tecnologías limpias”, entre otros productos. Deja tras de sí residuos líquidos, gaseosos y sólidos, entre los cuales preocupan especialmente a la comunidad los radioactivos, como el torio por ejemplo.

Los habitantes de Gebeng se enteraron de la construcción de la planta y de su trabajo cuando ya el proyecto estaba completo en casi un 90 por ciento. La compañía empezó a funcionar en noviembre de 2011.

Bang nació y creció en la ciudad de Kuantan, y continúa viviendo allí con su esposo y dos hijos. En el diálogo con Radio Mundo Real, en medio de la misión de solidaridad que Amigos de la Tierra Internacional realizó en Pahang del 21 al 25 de septiembre, para verificar la situación de persecución a los defensores ambientales, manifestó su continua preocupación por la seguridad de su familia y de la comunidad. En ese sentido, destacó especialmente el temor a la aparición de problemas graves de salud si se permite que la planta continúe sus operaciones tal como lo viene haciendo.

Para Bang el gobierno y la compañía no han tratado el tema de la seguridad de forma adecuada. Destacó que la Asamblea Verde empezó a estudiar el caso y a realizar preguntas al gobierno, pero las pocas respuestas recibidas no les conforman ni mínimamente. “Dicen que la planta es segura y que confiemos. ¿Ellos confiarían?”, señaló y se preguntó la activista.

También se quejó de que la refinería de Lynas, la mayor de tierras raras del mundo, tiene desde septiembre de este año el permiso total de operaciones (luego de haber tenido uno transitorio por cerca de tres años) aún cuando sigue sin un plan de manejo de residuos. “Somos gente educada, no nos engañan. Hemos hecho nuestras investigaciones, tenemos ingenieros, médicos, gente reconocida en el grupo. Así que no nos pueden mentir y decir que es seguro”, señaló la activista.

Una de las respuestas de Lynas ha sido que no precisan instalaciones para procesar los desechos porque van a reciclar los residuos. En ese sentido, la compañía ha propuesto procesar sus desechos radioactivos y residuos contaminados con metales pesados y otras sustancias peligrosas, para convertirlos en insumos comerciales, como fertilizantes y materiales de construcción, por ejemplo. Bang aseguró también que la Agencia Internacional de Energía Atómica obliga a tener una planta de procesamiento de los residuos radioactivos a las industrias antes de que se les otorgue la licencia de operaciones.

La activista de la Asamblea Verde alegó además la amenaza que implica el comportamiento del clima en la zona, con inundaciones masivas y monzones usuales, que podrían afectar el área de la industria, donde los residuos pueden mezclarse con las aguas y contaminar el ecosistema.

Para Bang las explicaciones que ha dado el gobierno y la empresa no tienen sentido y son un insulto a la inteligencia de la comunidad local.

También refutó el argumento del desarrollo y de la generación de empleos que se usa por parte del gobierno y de Lynas para la defensa de la instalación de la planta. Bang destacó que Kuantan es una ciudad costera. “El turismo sería una opción mejor que apostar por este proyecto propiedad de una empresa australiana. Kuantan tiene mucho potencial, sólo con un hotel se pueden generar 350 puestos de trabajo, ¿por qué necesitamos esta planta?”, se preguntó.

Imagen: Víctor Barro – Amigos de la Tierra Internacional.

(CC) 2014 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.