Versión para imprimir

25 de octubre | | |

Todo lo pueden

En el mes de la mujer rural, dialogamos con Claudia Alicia Cuevas, productora de sandías y cerdos en el norte de Uruguay

Descargar: MP3 (15.6 MB)

A través de un testimonio recogido en el V Foro de Soberanía Alimentaria, se ilustra la situación de la mujer rural del norte de Uruguay, así como el proceso de organización de los productores y productoras familiares en torno a la Ley de Compras Públicas.

Tres meses del año, en el verano, Claudia “vive” a la vera de una carretera vendiendo el producto de su chacra: las sandías que se dan en los suelos arenosos de Rivera, departamento al norte de Uruguay. “Así crié a mis hijos”, dice orgullosa.

Algunos de sus vecinos entregan su producción a los acopiadores que recorrerán hasta 500 kilómetros en el Mercado Central de Montevideo y obtienen mucho menor precio. Pero Claudia no le teme al sacrificio y va por más: integra la Cooperativa Agraria de Productores de Cerdos (CALUPROCERD), de reciente creación, y que por primera vez ha logrado agrupar a productores y productoras de carne de cerdo de todo Uruguay para, entre otras cosas, suministrar a algunas de las reparticiones del Estado.

Se la escucha convencida de la necesidad de los procesos asociativos como forma de desarrollo de la producción de alimentos a pequeña escala. Fue la iniciadora del núcleo cooperativo en su zona.

Al celebrarse a nivel internacional el mes de la Mujer Rural, compartimos su testimonio de Claudia Alicia Cuevas, quien participó del V Foro Soberanía Alimentaria en Uruguay, realizado el pasado 13 de octubre en el departamento de Canelones, Uruguay.

(CC) 2017 Radio Mundo Real

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2017 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.